DIY

Calendario de Adviento

B empezó en el 2016 con el Calendario de Adviento, y lo disfrutó tanto, que el año pasado, nos multiplicamos (y no solo en bebés 2.0, que también…). Por supuesto, estamos hablando de calendario sin chocolate, aunque en toooodos los sitios se venda y/o te lo regalen…

Como el año pasado teníamos poco tiempo con los bebés y los recién nacidos, además de tema trabajo-no conciliación, tiramos también de “Vale por un día en…” y regalitos sorpresa.

El calendario en sí, podéis hacerlo con sobres (tenéis varias tiendas online para comprar, pueden decorarlo los niños y personalizarlo) y pegatinas, de tela (pedirlo con algo de tiempo…), de madera o ir a comprar a Tiger (que nos vendan acciones ¡ya!). El año pasado, también pusieron a la venta unos muy chulos de tela en Aldi (pero ¡¡vuelan!!). Si los bolsillos/cajas son pequeños, siempre podéis poner un papel y leerlo. 😉

 

Esto es lo que podéis encontrar en Tiger este año. Hay varios modelos:

Os ponemos nuestra lista y algunas imágenes que puede que vierais el año pasado si nos seguís en Instagram.

Sigue leyendo “Calendario de Adviento”

Anuncios
DIY·Libros·Proyectos

El Universo

A los niños les fascina siempre el espacio, los planetas…esa fascinación siempre va a unida a un millón de “¿por qué…?” ¿a que sí?

En Montessori es muy importante la educación cósmica durante la etapa de primaria (o antes…”sigue al niño”). Os dejamos en el link la explicación de Cristina de Montessori en casa sobre dicho tema.

Pero…¿cómo surgió este interés en una cosita tan pequeña? Este verano, si recordáis, hubo un eclipse solar el 21 de agosto…con poco más de 2 años y medio, al intentar explicarle cómo era un eclipse (por si, madre infeliz, conseguíamos ver algo desde España, y más aún desde el este…) encendimos una chispa…que ha ido creciendo desde entonces.

Y si los papás y mamás que nos leáis, recordáis a Enrique y Ana…la abuelita le ha cantado muchas veces la canción de los planetas, así que las preguntas eran constantes. Además, en la canción sale Plutón como un planeta del sistema solar…y no sabíamos cómo hacerle entender que eso son canciones viejas, y que ya no forma parte del sistema solar, que es un planeta enano. Buscamos en internet y le enseñamos algunas imágenes, y resulta que…¡hay más planetas enanos! Cada vez nos reclamaba más información, surgían más preguntas…y tuvimos que hacer una puesta a punto del sistema solar y “seguir al niño”.

Igual todo el mundo sabía de la existencia de los planetas enanos, pero…nosotros no…y nosotras tampoco. Las madres desterradas nos preguntábamos ¿esto no lo dimos en el colegio, no? ¿se nos ha olvidado? Y las 4 que hemos ido juntas desde pequeñas, pues…como que no recordábamos que nos hubieran dado tanta información en ningún curso (por no decir ¿ninguna?)…bueno, ahora podemos mantener una pequeña conversación con los aficionados a la astronomía (aunque siguen habiendo cosas que no sabemos cómo explicar a cositas tan pequeñas, p.ej. el horizonte de sucesos (se lo dijo una camarera a L al oírlo hablar en un restaurante), gravedad…pero bueno, estudiaremos un poco más :P).

Compramos en Eurekakids una caja con los 8 planetas del sistema solar (los hay iguales en varios sitios; al menos A tiene uno igual de Imaginarium (aunque en el de A se diferencian más Mercurio de Marte); también hay planetas en Jaisa de la marca Safari, que parecen algo más realistas (la marca de los tubos de figuras que habréis visto alguna vez). Son de plástico duro, puedes colocarlos como un móvil (te dan hilo de pescar) y brillan en la oscuridad. Como cosa inicial está bien, pero como veréis en la foto, Marte es casi como Mercurio…

Sigue leyendo “El Universo”

DIY·Manualidades y experimentos

Botellas DIY

Para compensar el próximo post que está en el horno…hoy uno rápido. 🙂

Aquí tenéis algunos modelos de botellas sensoriales, DIY, botes de la calma, o llamarlo como queráis…hecho con los peques.

Por supuesto, quedarán más bonitas hechas en una botella de cristal, pero aquí estamos hablando de niños, incluso bebés, así que hay que optar por botellas de plástico transparentes o botes de plástico.

Y hemos de tener la seguridad de que no lo van a abrir. Para sellar el tapón de rosca y el orificio de las botellas que llevan boquilla: silicona líquida. Importante no tocarlo hasta que no esté bien seco.

 

¿Dónde las conseguimos? Pues daros una vuelta por bazares, supermercados…que seguro que encontráis algo que os sirva. Si a alguien le gusta, para el bote de la calma, queríamos algo especial, con un poco más de calidad, así que lo compramos en Maminatura, tiene rosca que bien apretada ya casi casi se queda sellada, bastante hermético, queda muy bonito ¿verdad?

 

Si necesitamos colorante, tenemos 2 opciones, el colorante alimentario y el colorante vegetal. Os dejamos aquí el enlace de Mamá extraterrestre sobre tintes vegetales para madera (obviamente, el colorante os sirve para el agua también).

 

Ahí van:

  • Modelo nebulosa (para los que tenéis Instagram, receta de @entrenubesespeciales, las suyas quedaron mil veces mejor, pero aquí los colores fueron a demanda de los peques, así que…).

Ingredientes:

  • Agua con colorante
  • Algodón
  • Purpurina

¿Cómo lo hacemos?

 

Llenamos 1/3 de la botella con agua con colorante. Después introducimos un trozo de algodón. Apretamos hasta que quede cubierto por completo y empapado. Añadimos purpurina. Cerramos y agitamos.

Esto lo repetiremos cada vez que añadamos un color nuevo o hasta que tengamos el frasco/botella lleno/a.

Podéis hacerlo de un solo color con distintas tonalidades, 2 colores o 3 colores, por ejemplo. Algunos que quedan muy bonitos son azul y verde; morado y azul; rosa y morado.

*La purpurina, como siempre, es mejor que vayáis poco a poco y añadir si precisa, que poner de más y que no haya vuelta atrás.🙈

*Podéis añadirle si queréis algún objeto como estrellas.⭐

 

  • Modelo bote de la calma, en internet hay mil recetas, probablemente con alguna salga mejor que con otra, pero os ponemos lo que hemos probado. Lo habréis visto en muchos sitios, sólo una pequeña aclaración: NO es un bote “montessori”. Esto, en época de María Montessori, ¡no se hacía! 😛

Pues para el verano, ¿qué mejor que una botella “del mar”? 🐬🐚🦀🐙🦑

 

Ingredientes:

  • Pegamento líquido (3 botes de pegamento para este tamaño)
  • Purpurina
  • Colorante (opcional, la purpurina también colorea el agua-pegamento)
  • Agua mineral caliente

¿Cómo hacerlo?

Ponemos agua caliente (ya coloreada), sin llenar del todo el recipiente (para llenar ¼ ó 1/3 del recipiente), para que pueda disolverse bien el pegamento. Hay que ir poco a poco y removiendo. Si lo queremos más denso, habrá que poner más proporción de pegamento, si va quedando muy espeso, más agua caliente. Purpurina al gusto y…ya está ¿fácil, no?

Después, añadimos los objetos que teníamos preparados (pechinitas de la playa, elementos para hacer una pulsera “marinera”) et voilá. También podéis hacerlo únicamente con purpurinas de colores, no es preciso añadir objetos.

*Alternativa: hay quien usa gomina en vez de pegamento líquido. La gomina, puede quedar un poco espumosa al juntarse con los otros ingredientes, así que el pegamento mejor.

*También está la opción de añadir glicerina (además de llevar pegamento), para darle más viscosidad.

* En varios lugares, han comentado también la opción de pegamento que ya lleva la purpurina incorporada, pero en la búsqueda de LA RECETA, había gente que no estaba contenta con el resultado, y recomendaban que pegamento y purpurina fueran por separado.

Comentaros que la purpurina plateada se nos quedó con las botellas de nebulosa, así que usamos la dorada, con lo que el agua que era tal cual AZUL, como veréis, se quedó un poco más verdosa (que de hecho, va más acorde con el color del mar) pero los elementos ya no estaban tan visibles.

  • Modelo botella sensorial, podéis utilizar INFINIDAD de cosas, tantas como tengáis por casa…por ejemplo, si el bebé es pequeñito, podéis introducir piñas pequeñas, piedras, bolas de madera, botones, ahora que viene la Navidad, unos cascabeles, por ejemplo…

IMG_20171106_113706IMG_20171106_113726IMG_20171106_135138

En casa solemos tener siempre stock de pompones de diferentes tamaños, pajitas de colores (tenéis en los supermercados y en Ikea con colores vivos, que les llama más la atención), piedras pintadas de colores (compradas ya así), gomas pequeñas de colores (de esas que les haces una coleta a las nenas y luego sudas para quitársela), goma eva de distintos colores …No recomendamos limpiapipas dentro de líquidos ya que con el tiempo pueden oxidarse.

IMG_20171106_191756

Cuando comiencen a interactuar un poco más, sobre el año, ya os pueden ayudar a meter los objetos dentro de las botellas, dejadlos que jueguen a meter y sacar mil veces, lo que ellos quieran, y cuando se cansen, ya se les añade el líquido y se sella. (Nota: la purpurina, que no la toquen ellos o tendréis “brillis” por toda la casa a saber cuánto tiempo).

  • Con líquido: tenéis en la imagen uno con fichas de parchís y otro con diversos elementos. En ambos casos, el líquido es aceite corporal (para darle más viscosidad y que los elementos tardaran un poco más en caer/moverse).
  • Sin líquido (y sin sellar): como veréis, aquí tenemos tonos fríos, de cuando en cuando, la abrimos y lo sacamos, así que está vacía para ir cambiando, desenroscando, enroscando y…como no pesa, tirarla por el aire, ¡no nos engañemos! ¡jajaj!
  • No tenemos versión DIY que enseñaros de manera gráfica, pero otra opción sin líquido, es que hagáis un palo de lluvia con arroz, podéis introducir también pajitas cortadas o algún elemento de colores para captar más la atención del peque (pero esto sí que hay que sellarlo o tendréis arroz hasta en…).
  • También podemos hacer un bingo (pero tendréis que seguirnos en RRSS y esperar a finales de diciembre para verlo, que aún es sorpresa ¡shhh!)

 

Os dejamos aquí 2 enlaces a blogs con ideas para hacer más botellas sensoriales, como veréis, es bien fácil de realizar, pueden estar entretenidos un rato y si aún son pequeños, jugar mucho con ellas. Entrad en ambos y veréis qué bonitas que quedan las botellas.

 

Si alguien sabe de alguna otra “receta”, esperamos vuestros comentarios, que seguro que siempre se puede mejorar. 😉

DIY·Jugando·Manualidades y experimentos

Pasta de modelar. Juegos DIY

Para compensar el último post…hoy uno cooorto corto. XD Y visual, que seguro que os gusta más. 🙂

Son 2 versiones DIY de juegos para los más pequeños.

Ambos están realizados con Jumping Clay/ Magic Dough/ pasta de modelar…

¿Sabéis lo que es? Es una mezcla de plastilina y fimo, por explicarlo de manera rápida.

Es más blanda que ambas (se estira como un chicle), por lo que es más fácil de moldear para los peques, se despega de las superficies más fácilmente que la plastilina. A la hora de unir varias partes, es más fácil que el fimo, basta con unirlos presionando un poco y el acabado es similar a cuando hacéis una figura con Fimo (sin hornear).

Ventajas: no es tóxico, es fácilmente moldeable, no precisa meterla en el horno ni se agrieta (se seca al aire), bota, no pesa, se mezclan los colores sin dificultad.

Inconvenientes: si unes 2 trozos, es probable que no los puedas despegar; si dejas el bote abierto se seca (quizás no lo puedas recuperar añadiendo un poco de agua).

Es un material que puedes encontrar en muchos sitios (incluyendo Tiger que ya sabéis que es muy económico), también puedes pedirlo por Amazon. Tenéis varias marcas.

img_20170915_202256.jpg

Lo que os presentamos a continuación, es de 2 de las marcas que suelen tener mil cosas para niños; seguro que conocéis las marcas Djeco y Goki. Son juegos para estimular los sentidos. ¡A ver qué os parecen nuestras versiones!.

 

Juego 1Reconocer las figuras (Goki)

CYMERA_20170915_115038

El juego original (17’50€) está hecho con 12 figuras de madera, grandes y de colores para identificar e incluye una lámina con la representación de todas las figuras. Consta también de una bolsa abierta por ambos lados (como podéis ver en la foto) para que el niño pueda meter las manos por los laterales.

Versión DIY: figuras básicas (abajo en la foto, varias están hechas con moldes de galletas), una bolsa de las de guardar bolsas de plástico (aprovechando que tienen apertura por abajo y por arriba para que puedan meter las manos por los laterales, de muy pequeños…el vendarles los ojos no les termina de gustar) y (la idea) era hacer fotos a las figuras e imprimirlas en un tamaño similar a una tarjeta para poder decirles con la tarjeta cuál tienen que buscar (perooo…ahí se quedó :P).

 

 

Juego 2Juego Little Memo (Djeco)

CYMERA_20170915_115018

Recomendado a partir de 2 años (20€). El juego original tiene 9 animales de jardín. Es un juego de memoria para los más pequeños. Se trata de mostrárselos al niño (o a los niños) y esconder uno, teniendo que recordar cuál es el que falta.

Versión DIY: Varios animalitos (hace ya mucho tiempo, así que algunos han sufrido desperfectos como se puede apreciar en patas, antenas…se siente).

 

 

Como podéis comprobar, algo que sale muy económico y es fácil de hacer.  Además, pueden jugar simplemente con muñecos.

Los peques pueden colaborar a hacer los muñecos aplastando círculos (véase mariposa, mariquita), haciendo bolas (como el gusano), churros (caracol), apretando los moldes de las galletas para hacer figuras…

DIY·Libros·Montessori

Actividades Montessori. Libros de apoyo.

Después de la última adquisición descubierta por Aprendiendo con Montessori, nos animamos a comentaros estos 2 libros (que ya tenemos en nuestras manos).

Ambos son de actividades específicas, para distintas edades, según en qué momento esté el niño, basándose en los principios básicos de aprendizaje a través de la experiencia, concebidos por la doctora María Montessori. Las actividades requieren muy poca preparación, y sin precisar comprar materiales específicos.

El primero de ellos es este:

“Enséñame a hacerlo sin tu ayuda” de Maja Pitamic. Ediciones Gaia.

IMG_20170807_112740

Aquí tenéis el índice:

 

Previamente tenéis una introducción a Montessori y una serie de recomendaciones y preguntas:

IMG_20170807_112843

Consta de un total de 78 actividades. Al finalizar, tenéis fichas variadas.

  • Capítulo 1. Aptitudes para la vida cotidiana.

Os ponemos algunas imágenes de esta sección, quizás penséis que esto es algo tan básico que no precisa ni un capítulo en un libro ¿no? Pues seguro que a nadie se le ha ocurrido enseñar a un niño a lavarse las manos de la manera en la que lo explica en el libro. Además de hacerlo primero nosotros para que nos observe, algo tan fácil como dónde colocar el jabón o la toalla, o poner el tapón para que vea cómo ha quedado el agua sucia.

 

 

  • Capítulo 2. Desarrollo sensorial

Aquí tenéis infinidad de cosas para trabajar con los peques. Catorce actividades para estimular los sentidos con sus variaciones para que nos den un poco más de juego.

 

 

  • Capítulo 3: Desarrollo del lenguaje

Aquí las primeras cosas van dedicadas a los papás: transmitir el aprecio por los libros (hay que enseñarlo, no es comprar libros y ya está), seleccionar libros, cómo leerles a nuestros hijos…

Sigue leyendo “Actividades Montessori. Libros de apoyo.”

DIY·Jugando·Montessori

Cesto musical

“La música da alma al universo, alas a la mente, vuelos a la imaginación, consuelo a la tristeza y vida y alegría a todas las casas.”

-Platón –

 

En el post anterior sobre Montessori antes del año, ya os hablamos detenidamente del cesto de los tesoros (y tenéis mil blogs que lo explican de manera mucho más detallada que nosotras) y del cesto de pelotas (con todas las imágenes, creo que ya tenéis una idea de las pelotas sensoriales, materiales, Pikler, Montessori…y no hace falta que demos más información).

Pero como sólo hablábamos de antes del año…quizás os quedasteis con más ganas de saber algo más sobre los instrumentos.

La música es un elemento muy importante e imprescindible para el desarrollo cognitivo del bebé. Favorece su desarrollo integral, permite desarrollar la capacidad rítmica, fomenta la adquisición del lenguaje, la atención y la capacidad de aprendizaje, además de tener efectos cognitivos y emocionales (“la música amansa a las fieras” ya sabéis…incluso en un momento de alboroto…un golpe de gong, unos platillos, hacen el silencio).

Como ya os comentamos, los instrumentos deben de tener su espacio, no deben estar mezclados con los juguetes.

Antes de comprar algo, aunque no vayamos a dejar a nuestros peques solos, observad que sean seguros (examen escrupuloso buscando bordes metálicos que corten, piezas pequeñas que se puedan caer/desmontar, etc).

A la hora de comprar un buen instrumento…los mejores son los que mejor suenan, probadlos antes. Sin desmercer a ninguna tienda de juguetes ni los artesanos de la madera que seguro que os encontráis en mil ferias este verano, la mejor calidad es la de las tiendas de música. Otra cosa…es cuánto podamos gastarnos o la duda de “¿será un dinero bien invertido? Porque si me gasto X y luego no lo usa…” (Me sé de alguien que cada Navidad compra una pandereta…de las que llevan los platillos de plástico, para que no se vaya a hacer daño el niño…pero que los miras y se rompen…o…lanza la pandereta y se rompe ¿os ha pasado?).

Pensad en su edad y sus capacidades (ya no hablamos de desarrollo cognitivo, si no del anatómico). Por ejemplo: una flauta dulce, de las que hemos tenido toda la vida en el cole (teniendo en cuenta que además el cole antes lo empezábamos antes…y que en preescolar no teníamos). Un niño de 1 año, 2 años…no es capaz de TOCAR la flauta, las hay más pequeñitas, pero sólo conseguirá soplar, emitiendo un pitido agudo que os va a sacar al final de vuestras casillas…o pensemos en una armónica, los músculos bucinadores no son fáciles de manejar para un chiquitín…probablemente, intente tocar la armónica, no suene, pero es llevéis un montón de saliva en la mano y en el instrumento…y se frustrarán…mejor cosas que sí sepan y puedan hacer, tiempo al tiempo, que ya crecerán. Resumen: hasta los 2 años, mejor que nos centremos en la percusión (que no, no es sólo tambor y pandereta).

Por ejemplo, practicaremos el giro de muñeca con un palo de lluvia, pueden golpear tambores, xilófonos, triángulos…agitar maracas, cascabeles, practicar la pinza con unas castañuelas, chocar claves, platillos, crótalos…

No sabíamos bien cómo agrupar esto… ¿lo nuestro que hemos probado? ¿clasificado por percusión, cuerda, viento? ¿sitios donde poder comprarlo? ¿Y lo que no tenemos en el cesto porque no cabe? Las que nos conocéis personalmente, ya sabéis que (la mayoría) no somos de letras, y que, aunque tratemos de escribirlo lo mejor posible, pues es un blog de andar por casa, como si hablarais con una amiga (“¡hala! ¿dónde has comprado esto? Me gusta para X” pues lo mismo…); los libros…en librerías, bibliotecas o tiendas especializadas. XD

 

Finalmente, tras varios whatsapps hablando sobre el tema, lo hemos estructurado así:

– Os vamos a enseñar unas fotos de nuestros cestos musicales. Como en la foto de un cesto no se ve todo, les hemos hecho fotos por separado, os explicamos alguna cosa de cada instrumento.

-También tenemos otras cosas que, como podréis entender con las fotos…imposible que quepan en una cesta, estantería… ¡Esperad y veréis!

-Cosas que no tenemos (quizás alguien que nos lea sí), pero que se pueden añadir al cesto musical.

-Al final, tenéis un trocito de un post que nos ha parecido interesante, otras cosas para trabajar el tema musical y los instrumentos y páginas online donde poder conseguir alguna cosa (instrumentos, juegos musicales, etc).

Sigue leyendo “Cesto musical”

DIY·Libros·Montessori

Montessori antes del año

Esto es un tema muuuy amplio, aunque sólo estemos hablando de los primeros meses del bebé (antes del año, más o menos desde las primeras semanas hasta que comienzan con el gateo y los primeros pasos).

Así que a leerlo con calma que es largo…y más porque hemos juntado varias cosas para poder explicarlo mejor (falta de tiempo, se siente!).

El método Montessori no se trata de comprar 4 cosas y ya está. Repasemos los pilares básicos (en un futuro no sabemos cómo de lejano…ya os explicaremos cada uno en profundidad, si alguien tiene curiosidad hasta que llegue el momento, tenéis un montón de información al respecto en Pequefelicidad y Aprendiendo con Montessori):

  • Primero tenemos que estar preparados los adultos, como guías que vamos a ser de nuestros hijos. Somos nosotros los que tenemos que ir enseñándoles de manera cariñosa y respetuosa. Observarlos para detectar sus necesidades, presentarles el ambiente…para ayudarlo a ayudarse, a amarse, a respetarse, a construir un adulto humilde y con confianza. Es importante que estemos al lado del niño para ver su cara, sus expresiones…
  • Ambiente preparado: aquí el niño fomenta su autoaprendizaje, su desarrollo social e intelectual, siempre con orden (muy importante en los espacios Montessori) y seguridad, que le permite trabajar sin la necesidad de intervención de un adulto. En las aulas Montessori, el material se organiza por áreas de trabajo (matemáticas, lenguaje, vida práctica y sensorial).
  • Periodos sensibles: son los periodos de edad en los que el niño adquiere habilidades con facilidad. Son periodos que atraen el interés del niño a una parte específica del ambiente. Son temporales, intensos, y las habilidades que adquiera de manera natural en tal periodo, determinan su carácter.
  • Juguetes respetuosos: lo hemos dicho varias veces…lo importante no es comprarle la Torre Rosa, los materiales caros…no, podemos aplicar el método Montessori de manera DIY y económica y siendo respetuosos con el juego libre y los juguetes que les elegimos (evitando juguetes que lo único que hagan sea ruido y no les de la oportunidad de pensar, imaginar y desarrollarse).
  • Materiales: son materiales diseñados por la propia Dra. Montessori y sus discípulos para facilitar el aprendizaje del niño, todos con ensayo-error, por lo que no necesitan a un adulto al lado que les diga “así no”.

 

Screenshot_20170603-111405_01.png
Imagen de Aprendiendo con Montessori

Una vez explicado por encima esto, entenderéis mejor (supongo), la importancia de tener preparado el ambiente, y no, no hablo de una “clase” o una estantería. Es algo que hay que preparar prácticamente desde las 2-3 semanas de vida.

¿Cómo preparamos el ambiente a un bebé que acaba de nacer?

Quizás muchos estéis pensando en el típico móvil de plástico que hace ruidos, luces, da vueltas, un parque, una hamaca de las que incluso llevan movimiento de balanceo automático…pues ¡nada más lejos de la metodología Montessori, amigos!. La de cosas que hemos comprado las mamás primerizas que luego hemos usado 1 vez…

Actualmente, todo el mercado está lleno de juguetes de plástico con muchísimas funciones: luces, colores, sonidos, ruidos…muchas veces el niño acaba mareado con tanta “discoteca” y en unos pocos minutos, pierde el interés, y los padres se preocupan porque su hijo “no juega más de 10 minutos a nada”.

Lo mismo pasa con los carruseles, si el niño tiene que fijarse en la música, el movimiento, los colores…¡se marea!. Una vez ha tocado 3 veces los 5 botones de los ruidos… ¡se aburre!

NOTA: Nosotras hemos tenido y tenemos hamacas para los bebés, pero no hamacas con movimiento automático, con móviles giratorios, etc, hay veces que incluso el niño se asusta y siente rechazo a que lo dejes ahí, como si tuviera pinchos, quizás lo hayáis vivido con alguno de vuestros hijos, sobrinos, etc, pero aunque no sea montessori…sí tenemos y sí, las usaremos.

Esta es la nuestra:

BabyBjörn Balance Soft - Hamaca
Con 3 posiciones, siendo la más bajita la que se utiliza desde muy chiquitines

Ponemos una colchoneta, alfombra gruesa o colchón en el suelo. Para que pueda rodar cuando corresponda, para que no tenga peligro y para que no se lastime estando en el suelo o si hace algún movimiento.

Inked20160124_114841_LI
L encima de su colchón, comprado en Vertbaudet (y encima de colchoneta y alfombra de juegos). En la estantería de Ikea podéis ver alguno de los juguetes que usaba sobre el año.

Pegado al colchón, pondremos un espejo de seguridad o lámina como las que hay en Ikea, para que pueda ver sus movimientos.

My Kid Sleeps on the Floor: Montessori Floor Bed
Imagen de Pinterest (también podéis ver un móvil de libélulas)

Una vez más, Ikea (cómo se nota que en el norte hacen cosas pensadas para niños) es un buen recurso. Por ejemplo, el modelo Stave:

STAVE Espejo Ancho: 40 cm Altura: 160 cm

Nosotros hicimos un intento (no para este fin, ya os comentamos que nos introdujimos en el mundo montessori cuando ya habían nacido los peques, si no para la mesa de luz) con varias láminas de Drömmare, pero se nos despegaron las bisagras, gracias. XD

IMG_20170704_121538.jpg

* Con respecto a espejos de seguridad montessori, tenéis un post únicamente de espejos en la página de Pequefelicidad, os dejamos el enlace.

 

Antes que nada, no hay que olvidar el principio Montessori de “sigue al niño”. Podremos introducir ciertos juguetes, materiales, etc. cuando el niño esté preparado, observando sus necesidades y sus inquietudes.

Sigue leyendo “Montessori antes del año”

DIY·Mesa de luz

La Mesa de Luz

Esa gran desconocida…Yo no sabía de su existencia hasta que L cumplió alrededor de un año…Vi una foto en internet y ¡flechazo!

Pero…¿qué es la Mesa (o Cajón) de Luz?

Aunque haya mucha gente que lo meta todo dentro del mismo saco…NO. NO pertenece a la filosofía Montessori, pero es cierto que es un buen recurso educativo y que no tienen por qué estar reñidos (como nos pasa por ejemplo con el arcoíris de Grimm’s…es Waldorf, pero nos tiene a las 5 enamoradas ¿y a quién no? Es taaan bonito!! No somos tan radicales…y de hecho, somos muy fáciles, ¡¡todo nos gusta!!).

La Mesa de Luz es un recurso de la pedagogía Reggio Emilia. Sus bases son:

  • El niño como protagonista, capaz de adquirir por sí mismo conocimientos con la experimentación.
  • El adulto como acompañante, guiando al niño, motivándole…”provocándole”.
  • El ambiente como provocador de estímulos, que debe de estar adaptado al niño, fomentando la independencia, repleto de provocaciones y estímulos.

En nuestro caso…es un recurso para casa, pero se están utilizando en muchas aulas, y también para niños que necesitan un apoyo especial.

Si alguien quiere conocer más acerca de esta rama pedagógica, os dejo aquí un par de blogs que podéis leer donde lo explican más en profundidad:

  • A finales de marzo, en el blog de Alupé, publicaron un post al respecto, os dejo el link aquí acerca de cómo surgió esta nueva filosofía tras la II Guerra Mundial.
  • Os dejo también un post de Happy Mama al respecto.

Como diría mi hermana “para jugar con X no hace falta tener una mesa de luz”.

Cierto…pero la mesa de luz, hace que los niños se concentren, se sienten mucho más estimulados al trabajar con materiales translúcidos, aprenden por ellos mismos y al tener un ambiente más tenue, con el foco de luz de la mesa/cajón, hace que se calmen (ya sabéis, además de “la música amansa a las fieras” la mesa de luz también J ).

*Nota: ahora ya tiene una! 😉

Se recomiendan sesiones de 20 minutos (aunque a veces es imposible que estén tan poco tiempo) y que no esté la habitación completamente en penumbra.

 

¿Para qué edad está recomendada?

¡Para todas! No es algo únicamente para bebés, simplemente, hay que saber ir adaptando los materiales y actividades conforme van creciendo. También hay actividades que podamos hacer para niños de más de 9 años, todo depende de nosotros. L tiene ahora 27 meses, y la usa desde hace muchísimo tiempo, hemos ido evolucionando en las actividades y adquiriendo más materiales, según sus intereses. Mis sobrinos la recibieron como regalo de Reyes, tenían en ese momento 15 meses, 31 meses, 37 meses, casi 6 y  casi 6 y medio, con materiales que pudieran usar todos y luego con alguna cosa específica para cada uno. Poco a poco iremos enseñando cosas.

 

¿Qué usos le puedo dar a la mesa de luz?

  • Cuenta cuentos
  • Taller de sombras
  • Iniciación a la lecto-escritura (trazos). Escribimos con arena de cuarzo, pan rallado…trazos, letras, etc
  • Construcciones (sobretodo si es con materiales translúcidos)
  • Bloques sensoriales
  • Construcciones magnéticas
  • Agua con colorantes (pipetas, trasvases…y otras cosas que os iremos enseñando en el blog)
  • Búsquedas de tesoros en bandejas (colocadas encima de la mesa de luz)
  • Superposición de colores
  • Trabajar emociones
  • Trabajar matemáticas
  • Réplicas de cuadros
  • Calco de figuras, letras…

Si añadimos un espejo…tendremos infinidad de posibilidades.

Tenemos varias opciones:

  • Cajón de luz
  • Mesa de luz
  • Panel de luz

Cuál elijáis, es cuestión personal…¿fija o móvil? ¿de cuánto espacio dispongo para guardarla? ¿dónde la pondré? ¿cuánto estoy dispuesto a gastarme?…

El cajón y la mesa, podéis comprarlo (múltiples tamaños, en varias páginas de juguetes/educación online y artesanos) con pilas o con alimentador (enchufe a la pared, vamos), con luz blanca o de colores, con/sin controlador musical, con/sin mando… o hacerlo (DIY abajo). Los paneles (completamente planos, rectangulares o circulares) son bastante más caros que una mesa/cajón, pero quizás os compense el tamaño. De los que no son artesanales, las marcas más recomendadas son Tickit (comercializa también con colores) y Guidecraft (sólo luz blanca).

Nota: en Amazon tenéis también tabletas de luz (A3, A4 habitualmente) que se utilizan para calcar. Desconozco potencia de LEDs, calidad de esas marcas, etc pero en los grupos de mesas de luz, hay quien las usa y está contento con el resultado.

Sigue leyendo “La Mesa de Luz”