Montessori

Cesto de tesoros

Sí…ya sabemos que nos repetimos más que el ajoaceite…

Os hablamos del cesto de tesoros en el post de “Montessori antes del año” (post que está muy bien como recopilatorio, pero no sabemos si llegasteis hasta el final, ya que es algo largo ¡lo que nos daba la vida siendo monomadres!).

Ahora que tenemos múltiples cestos y materiales, hemos pensado en desglosarlo y haceros un post más visual, y sólo de esto. 🙂

Recordemos pues:

¿Qué es esto del cesto de tesoros tan de moda últimamente?

Está basado en la pedagogía Montessori. Fue creado por Elionor Goldschmied, maestra y diplomada en psicología social, en 1919.

Lo presentaremos a partir de los 6 meses (más o menos cuando el niño ya pueda permanecer sentado) hasta aproximadamente el año (cuando suelen empezar a andar, y necesitan explorar el mundo).

*Antes de esta fecha, podéis tener ya un cesto preparado para los juguetes y elementos que le ofrezcáis al bebé antes de los 6 meses.

* Para mayores de un año, podéis preparar un cesto de colores, de objetos de metal, de elementos naturales…que les sirva para ampliar experiencias y aprendizaje.

Desarrollarán la capacidad de escoger y explorar entre muchos objetos: la capacidad de elección, aprenderá solo y por sí mismo, sin depender del adulto. Además de discriminar formas, texturas, olores (ofreced un cesto variado)…¡trabajan los 5 sentidos!

 

¿Cómo debe ser el cesto?

Los cestos que utilicemos para nuestros bebés han de ser:

  • Flexibles
  • que no tengan mucha profundidad (7-8 cm)
  • de unos 35 cm de diámetro
  • que puedan coger ellos mismos las cosas (una vez consigan la sedestación)
  • que no sean rígidos (para no hacerse daño con él si se les cae en la cabeza, caen encima, etc).

 

¿Qué objetos puede incluir?

El cesto de tesoros, es algo que podéis confeccionar vosotros mismos para vuestros bebés, buscando en mercadillos (los puestos de cocinas), tiendas que trabajen madera/cestas (físicas u online), instrumentos musicales, tiendas de manualidades, ganchillo, telas, elementos naturales, piezas sueltas…

Los objetos están pensados para tocar, mirar, oler, chupar, tirar, oír…cada uno tendrá un peso, una textura, un olor, una temperatura, una consistencia, un sonido…

No hay materiales establecidos; esto, como todo, es a demanda.

* Recordad: los objetos de madera, ¡¡SIN BARNIZ!!

* Con un tamaño suficientemente grande para que no supongan riesgo de asfixia ).

 

Evitaremos objetos de plástico, que no ofrecen información sensorial a niño.

También podéis comprarlo. Ahora que tenemos bebés montessorizados desde el nacimiento, tenemos cestos DIY, de MamáLuz, de Tutete (sección Montessori), Aúpa! Organics, Jugaia, con elementos comprados en Mami Natura, Jaisa…

Ya os enseñamos el primero de nuestros kits, de MamáLuz (como ya os enseñamos en el post “¡¡Ya llegan!! Nuestros regalos Montessori” este fue nuestro primer cesto de tesoros, hace ya 2 años ¡OMG!).

Se recomiendan unos 40-50 elementos (en total, no en el cesto…aunque francamente, nos parece excesivo, personalmente, nunca hemos superado los 20 elementos para ir rotando, pero a los artículos leídos nos remitimos…) que iremos rotando en función de los intereses del niño (nada con lo que el niño pueda atragantarse ni peligrosos para el bebé, objetos SEGUROS e HIGIÉNICOS).

Ejemplos de objetos:

  • Huevo de madera y copa. Elemento Montessori que ya os comentamos en un post. Recomendable a partir de los 8 meses. Elaborado en madera de haya. Estimula la coordinación óculo-manual, movimiento de muñeca, prensión y pensamiento espacial.
  • Mordedor de algodón: Elemento de inspiración Montessori. A partir de los 4 meses. Ya sabéis que la manera que tienen los bebés de explorar, es a través de la boca
  • Bolas de agarre: Elemento Montessori. Recomendado a partir de los 3 meses. Mejora la capacidad de agarre.
  • Cuchara de madera: Elemento Montessori. A partir de los 5 meses. Sirve como material de agarre, para aliviar las encías al inicio de la dentición y para familiarizarnos con este instrumento que comenzará a usar en poco tiempo.
  • Sonajero de cascabeles: Elemento Montessori. A partir de los 2 meses. Se adapta a la mano del bebé para desarrollar el agarre. Una vez se lo lleve a la boca, se recomienda pasar a las bolas de agarre.
  • Discos de agarre: Elemento Montessori. A partir de los 2-3 meses, cuando el bebé aún tiene el reflejo de agarre. Favorece la coordinación manual y la psicomotricidad fina. Elaborado en madera de haya.
  • Anillas de madera. Para promover el agarre, fáciles de coger.
  • Móvil de cintas: Elemento de inspiración Waldorf. A partir de los 2 meses, para colgarlo cuando el bebé esté tumbado en el suelo fijando la vista en los colores y el movimiento.
  • Tela de textura: tiene diferentes texturas para estimular los sentidos del bebé. Una de tela de algodón, otra de fieltro, menos suave. Recomendado a partir de los 6 meses.
  • Bobina de madera: las hay con diferentes formas
  • Botón grande de madera
  • Colador pequeño metálico
  • Cuencos de madera (de Ikea p.ej)

img_20170704_180752-1.jpg

  • Moldes de silicona de magdalenas (p.ej)
  • Rulos del pelo
  • Alguna fruta (limón, naranja) que no sea muy grande y puedan manipular (o cortadas en rodajas y dejadas secar)
  • Piñas (de pino)
  • Conchas
  • Esponja de lufa
  • Cañas de bambú pulidas
  • Fósiles de amonita
  • Trozos de madera pulida
  • Sonajero de canela: aquí a la estimulación sensorial, sumamos la olfativa…mmm. Os dejamos aquí un vídeo para que veáis qué preciosidad.

Vamos, “piezas sueltas” que podéis tener en casa, coger en la montaña, o que podéis obtener, por ejemplo, en Jugarijugar o en Babycaprichos.

  • Y lo que se os ocurra teniendo en cuenta lo que ya hemos comentado.

(PD: aprovechando que hemos nombrado las piezas sueltas, tenéis un libro maravilloso recién salido del horno de Priscilla Vela y Mercedes Herrán, editorial Litera, llamado “Piezas sueltas. El juego infinito de crear”)

 

¿Cómo se presenta?

  • NO requiere de “presentación”.
  • Colocad el cesto y al bebé en una alfombra o colchoneta con el cesto al alcance de su mano.
  • Retirad el resto de objetos que haya por la habitación que puedan distraerlo.
  • Los adultos, estaremos observando (y vigilando), pero sin intervenir ni dirigir el juego (ya tienen al menos 6 meses…no nos empeñemos en que cojan lo que los ofrecemos, el niño está APRENDIENDO A ELEGIR POR SÍ MISMO).
  • Como ya os hemos comentado, el niño cogerá, mirará, olerá, chupará, etc a su gusto y elegirá lo que más le apetezca, una de sus primeras investigaciones científicas. 😉

 

¿Cuánto dura la actividad?

El tiempo que el niño quiera y esté concentrado.

Cuando veamos que pierde interés en los objetos, lo retiramos.

A más pequeño, la concentración y el tiempo de juego será menor (lo que no quiere decir que no le guste).

Pasados un par de días, cambiamos los objetos y se lo volvemos a ofrecer.

 

Aquí os ponemos ejemplos de nuestros elementos para los cestos.

 

 

Collage 2019-05-30 12_25_09
Esto es un pack el día de su entrega, así que no tenéis los otros elementos que iban en el cesto (p.ej. un mordedor de madera con tela); no siempre encontramos la foto que queremos entre las mil que tenemos…se siente…Es un cesto de tesoros de Grapat comprado en Jugaia.
Collage 2019-06-10 10_34_31
Cesto “punky” bautizado así por la tía de B2, que buscó varios elementos para confeccionarlo. También tenía retales de diferentes telas para que probara múltiples texturas
Aquí tenemos una mezcla del pack de MamáLuz y de Grapat de Tutete.

Collage 2019-06-10 10_43_45

Os dejamos aquí también el sonido del sonajero de canela:

Anuncios