Libros

Dos ardillas y una piña

El tercer y último libro de nuestro “trío”. Podéis ver los 2 anteriores aquí y aquí.

Cuando vimos la portada a lo lejos ya pensamos ¡uy uyyy! nuevo librooo…porque Jim Field, hace unas ilustraciones incofundibles.

Solo con ver la portada ya sabéis de qué va el libro ¿verdad? esas 2 ardillas tan enfadadas…una piña…mmm…pues sí, Cyril y Bruce son 2 ardillas que ven a la vez, pero desde distintos ángulos, la última piña de la temporada.

Por supuesto, no están dispuestos a compartirla y son capaces de hacer cualquier cosa para conseguirla. (Tiene un cierto aire a la película Ice Age, cuando no hay manera de coger la bellota y pasa de todo…así que ya sabéis que la risa está asegurada).

¿Queréis saber más? Pues allá vamos:

 

Los habitantes del bosque, llevaban meses llenando sus despensas de setas, nueces y castañas para pasar el invierno, pero Cyril, vivía el momento, le gustaba la aventura, viajar, estar con la gente…pero un día descubrió que no tenía NADA de comida en su casa. Así que cuando encontró la última piña, imaginaros la alegría.

Pero Cyril no estaba solo, desde otro lado, Bruce, el previsor quería ESA piña.

 

Salieron como un rayo hacia la piña, pero con el furor y la prisa, sacudieron el abeto y la piña se cayó. Rodó y rodó por la ladera de la montaña mientras ellos se peleaban por conseguirla. La piña acabó saltando y golpeándole en el hocico a un oso y…finalmente, cayó por el precipicio hasta el río.

Cyril y Bruce la siguieron ¿colaborarían para cogerla? Pues no. Estaban tan empeñados en ganar al otro, que no vieron que un gran pájaro se acercaba y se llevó la piña, y cuando se dieron cuenta, la corriente los llevó directamente a una catarata y se precipitaron al vacío.

Si ya lo dice el refrán: “La avaricia rompe el saco”. En vez de formar equipo, compartir colaborar, al final ambos perdieron. Y ahora, ¿qué iba a pasar?

Cyril, con una mano, consiguió agarrarse a una rama, y sujetó a Bruce con la otra. Con grandes esfuerzos, consiguieron ponerlo a salvo. Cuando recuperaron el aliento, Bruce le reconoció a Cyril que había sido egoísta, y que a partir de entonces, se acabó el pelearse, y se fueron a celebrar que estaban sanos y salvos.

img_20190214_113421

Desde entonces, se hicieron inseparables, aprendieron a ser generosos y amables.

 

Aprendieron que

Compartir con un amigo un buen rato es LO MEJOR.

Nos encanta la gama de colores de otoño y las ilustraciones del bosque, con sus distintos tipos de árbol. ¿Qué nos decís de los animales recogiendo setas, hierba…? son ideales. Las ilustraciones horizontales con las que vives toda la velocidad del momento, y las verticales en las que sientes que caes por la catarata.

Un cuento lleno de humor y situaciones divertidas que nos habla de la amistad y la avaricia. Si hubiesen formado un equipo y compartido la piña, no habrían puesto su vida en peligro, pero aprenden una lección, que no hay nada mejor que disfrutar con un amigo de lo que tenemos.

Sin querer entrar en el conflicto de ¿debe de dejar sus juguetes? que no es de lo que trata el libro…tenemos un bonito mensaje sobre amistad y el compartir, con moraleja sobre la avaricia. Los amigos son la familia que uno elige, y no hay nada mejor que compartir momentos con la familia. 🙂

Como actividades, os proponemos echar un vistazo al post de Mimontessori sobre tipos de ardillas ¿Sabéis identificar a nuestras protagonistas? ¿Conocéis todos los tipos de ardillas? y 2 actividades con piñas:

  1. Meter la piña en el horno y ver qué pasa con los piñones
  2. En una piña que esté abierta, colocad lentejas en sus huecos y ponedla en agua (con poca profundidad), ya sabéis lo que pasa con las lentejas que todos hemos “plantado” en un yogur en el colegio…pero seguro que vuestros hijos no saben cómo se comporta la piña al contacto constante con el agua ¿a que no? ¡Veréis que cara de sorpresa cuando la piña se cierre y cuando empiecen a crecer las lentejas!
Anuncios