DIY·Manualidades y experimentos

Botellas DIY

Para compensar el próximo post que está en el horno…hoy uno rápido. 🙂

Aquí tenéis algunos modelos de botellas sensoriales, DIY, botes de la calma, o llamarlo como queráis…hecho con los peques.

Por supuesto, quedarán más bonitas hechas en una botella de cristal, pero aquí estamos hablando de niños, incluso bebés, así que hay que optar por botellas de plástico transparentes o botes de plástico.

Y hemos de tener la seguridad de que no lo van a abrir. Para sellar el tapón de rosca y el orificio de las botellas que llevan boquilla: silicona líquida. Importante no tocarlo hasta que no esté bien seco.

 

¿Dónde las conseguimos? Pues daros una vuelta por bazares, supermercados…que seguro que encontráis algo que os sirva. Si a alguien le gusta, para el bote de la calma, queríamos algo especial, con un poco más de calidad, así que lo compramos en Maminatura, tiene rosca que bien apretada ya casi casi se queda sellada, bastante hermético, queda muy bonito ¿verdad?

 

Si necesitamos colorante, tenemos 2 opciones, el colorante alimentario y el colorante vegetal. Os dejamos aquí el enlace de Mamá extraterrestre sobre tintes vegetales para madera (obviamente, el colorante os sirve para el agua también).

 

Ahí van:

  • Modelo nebulosa (para los que tenéis Instagram, receta de @entrenubesespeciales, las suyas quedaron mil veces mejor, pero aquí los colores fueron a demanda de los peques, así que…).

Ingredientes:

  • Agua con colorante
  • Algodón
  • Purpurina

¿Cómo lo hacemos?

 

Llenamos 1/3 de la botella con agua con colorante. Después introducimos un trozo de algodón. Apretamos hasta que quede cubierto por completo y empapado. Añadimos purpurina. Cerramos y agitamos.

Esto lo repetiremos cada vez que añadamos un color nuevo o hasta que tengamos el frasco/botella lleno/a.

Podéis hacerlo de un solo color con distintas tonalidades, 2 colores o 3 colores, por ejemplo. Algunos que quedan muy bonitos son azul y verde; morado y azul; rosa y morado.

*La purpurina, como siempre, es mejor que vayáis poco a poco y añadir si precisa, que poner de más y que no haya vuelta atrás.🙈

*Podéis añadirle si queréis algún objeto como estrellas.⭐

 

  • Modelo bote de la calma, en internet hay mil recetas, probablemente con alguna salga mejor que con otra, pero os ponemos lo que hemos probado. Lo habréis visto en muchos sitios, sólo una pequeña aclaración: NO es un bote “montessori”. Esto, en época de María Montessori, ¡no se hacía! 😛

Pues para el verano, ¿qué mejor que una botella “del mar”? 🐬🐚🦀🐙🦑

 

Ingredientes:

  • Pegamento líquido (3 botes de pegamento para este tamaño)
  • Purpurina
  • Colorante (opcional, la purpurina también colorea el agua-pegamento)
  • Agua mineral caliente

¿Cómo hacerlo?

Ponemos agua caliente (ya coloreada), sin llenar del todo el recipiente (para llenar ¼ ó 1/3 del recipiente), para que pueda disolverse bien el pegamento. Hay que ir poco a poco y removiendo. Si lo queremos más denso, habrá que poner más proporción de pegamento, si va quedando muy espeso, más agua caliente. Purpurina al gusto y…ya está ¿fácil, no?

Después, añadimos los objetos que teníamos preparados (pechinitas de la playa, elementos para hacer una pulsera “marinera”) et voilá. También podéis hacerlo únicamente con purpurinas de colores, no es preciso añadir objetos.

*Alternativa: hay quien usa gomina en vez de pegamento líquido. La gomina, puede quedar un poco espumosa al juntarse con los otros ingredientes, así que el pegamento mejor.

*También está la opción de añadir glicerina (además de llevar pegamento), para darle más viscosidad.

* En varios lugares, han comentado también la opción de pegamento que ya lleva la purpurina incorporada, pero en la búsqueda de LA RECETA, había gente que no estaba contenta con el resultado, y recomendaban que pegamento y purpurina fueran por separado.

Comentaros que la purpurina plateada se nos quedó con las botellas de nebulosa, así que usamos la dorada, con lo que el agua que era tal cual AZUL, como veréis, se quedó un poco más verdosa (que de hecho, va más acorde con el color del mar) pero los elementos ya no estaban tan visibles.

  • Modelo botella sensorial, podéis utilizar INFINIDAD de cosas, tantas como tengáis por casa…por ejemplo, si el bebé es pequeñito, podéis introducir piñas pequeñas, piedras, bolas de madera, botones, ahora que viene la Navidad, unos cascabeles, por ejemplo…

IMG_20171106_113706IMG_20171106_113726IMG_20171106_135138

En casa solemos tener siempre stock de pompones de diferentes tamaños, pajitas de colores (tenéis en los supermercados y en Ikea con colores vivos, que les llama más la atención), piedras pintadas de colores (compradas ya así), gomas pequeñas de colores (de esas que les haces una coleta a las nenas y luego sudas para quitársela), goma eva de distintos colores …No recomendamos limpiapipas dentro de líquidos ya que con el tiempo pueden oxidarse.

IMG_20171106_191756

Cuando comiencen a interactuar un poco más, sobre el año, ya os pueden ayudar a meter los objetos dentro de las botellas, dejadlos que jueguen a meter y sacar mil veces, lo que ellos quieran, y cuando se cansen, ya se les añade el líquido y se sella. (Nota: la purpurina, que no la toquen ellos o tendréis “brillis” por toda la casa a saber cuánto tiempo).

  • Con líquido: tenéis en la imagen uno con fichas de parchís y otro con diversos elementos. En ambos casos, el líquido es aceite corporal (para darle más viscosidad y que los elementos tardaran un poco más en caer/moverse).
  • Sin líquido (y sin sellar): como veréis, aquí tenemos tonos fríos, de cuando en cuando, la abrimos y lo sacamos, así que está vacía para ir cambiando, desenroscando, enroscando y…como no pesa, tirarla por el aire, ¡no nos engañemos! ¡jajaj!
  • No tenemos versión DIY que enseñaros de manera gráfica, pero otra opción sin líquido, es que hagáis un palo de lluvia con arroz, podéis introducir también pajitas cortadas o algún elemento de colores para captar más la atención del peque (pero esto sí que hay que sellarlo o tendréis arroz hasta en…).
  • También podemos hacer un bingo (pero tendréis que seguirnos en RRSS y esperar a finales de diciembre para verlo, que aún es sorpresa ¡shhh!)

 

Os dejamos aquí 2 enlaces a blogs con ideas para hacer más botellas sensoriales, como veréis, es bien fácil de realizar, pueden estar entretenidos un rato y si aún son pequeños, jugar mucho con ellas. Entrad en ambos y veréis qué bonitas que quedan las botellas.

 

Si alguien sabe de alguna otra “receta”, esperamos vuestros comentarios, que seguro que siempre se puede mejorar. 😉

Anuncios

2 comentarios sobre “Botellas DIY

Los comentarios están cerrados.